Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

21 may. 2013






El que abandona la violencia,
nunca hace daño a otro ser,
y nunca mata, ni causa que otro mate,
ése, amable, es un santo noble.


El que es amistoso entre los seres hostiles,
es inofensivo entre los violentos,
y es desapegado entre los avaros,
ése es un santo noble.

—Buda Sakyamuni, Dhammapada