Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

24 may. 2013



Hagamos el esfuerzo de considerar como transitorios todos los problemas y circunstancias adversas. Como las ondas en un charco, aparecen y pronto desaparecen.
Desde este punto de vista, como nuestras vidas están condicionadas por el karma, se caracterizan por ciclos de problemas sin fin. Un problema aparece, después se difumina, y pronto surge otro.




Da gracias a tus enemigos, porque ellos son tus mejores maestros.Te enseñan a enfrentarte al sufrimiento y a desarrollar la paciencia, la tolerancia y la compasión, sin esperar nada a cambio. Dalai Lama.