Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

30 may. 2013

Joshu examina a unos monjes en meditación...

Joshu fue a una ermita donde un monje se había retirado a meditar y le pregunto: “¿Esta el maestro aquí?”
El monje levantó su puño.
Joshu replicó: “El agua esta muy baja para anclar” y diciendo esto, se fue.
Joshu fue entonces a otra ermita y pregunto a su habitante: “¿Esta el maestro aquí?”
El monje contestó de la misma forma que el otro.
Joshu dijo: “Libre de dar, libre de tomar, libre de matar, libre de salvar” He hizo una reverencia al monje.

Comentario:

Ambos levantaron sus puños; ¿por qué uno fue aceptado y el otro rechazado?
Díganme, ¿cuál es la dificultad aquí?
Si pueden decir algo para aclarar este problema, se darán cuenta que la lengua de Joshu no tiene hueso y que puede usarla con total libertad.
Sin embargo, les recuerdo que los dos ermitaños también podían ver a través de Joshu.
Si dices que hay algo que elegir entre los dos ermitaños, entonces no tienes el ojo de la realización.
Si dices que no hay elección entre los dos, no tienes el ojo de la realización.