Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 may. 2013



La persona que, estando realmente en el camino y cae en tiempos difíciles en el mundo, no irá, en consecuencia, a recurrir a ese amigo que le ofrece refugio y consuelo y anima a su viejo yo para sobrevivir. Más bien, él buscará a alguien que fielmente e inexorablemente le ayude a arriesgarse a sí mismo, para que pueda soportar las dificultades y superarse con valentía. Sólo en la medida en que una persona se expone a sí misma una y otra vez a la aniquilación, puede encontrar aquello que es indestructible dentro de si mismo. En este audacia radica la dignidad y el espíritu del verdadero despertar.

- Karlfried von Durkheim