Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

31 may. 2013

Walking the dog is like wandering through paradise right now.

+BTP Editor's Choice (Best Top Photographer's...




Las aflicciones surgen en relación a amigos, enemigos, y extraños,

lugares, domicilios, ropas, y posesiones.

Bendíceme para aplicar la práctica a las dos clases.



Cada ser en los seis reinos del samsara es el campo de la compasión;

cada pensamiento es inseparable de la vacuidad luminosa.

Bendíceme para generar una mente de la iluminación

que abrace a los seres y las apariencias.



Enemigos agresivos, contrincantes, quienes dañan a los seres queridos,

los ingratos, los traviesos, y los desagradables—

bendíceme para evitar conflictos en toda situación

y sentir especial compasión por los rudos y pesados.



En condiciones favorables o desfavorables,

salud o enfermedad, riqueza o pobreza,

peligro o su ausencia, buen o mal estado,

bendíceme para practicar en todo momento y lugar,

cultivando las dos mentes de la iluminación.



A través de muchas vidas, ¿qué he logrado?

He sido dios y ánima en pena; he tenido alegrías y tormentos;

he estado bien y mal; he sido rey y esclavo.

Ahora que he emprendido el sendero con buen consejo,

bendíceme para hacer esta vida valiosa.



Entrenamiento mental 47 - 51: Sin preferencias

Entrenar en todo sin preferencias.

Entrenar de corazón y constantemente.

Meditar en cuanto provoca aflicción.

Tolerar las condiciones externas.

Esta vez, practicar las claves principales.

Small Wonders

When we accept small wonders, we qualify ourselves to imagine great wonders.  Tom ...