Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

30 may. 2013

todo tiene su causa ...........




buenos días !! repasando un poco el co-surgimiento dependiente:

Buda explicó una vez la existencia como una cadena de surgimiento dependiente:

Algunos monjes y sacerdotes declaran estos puntos de vista excesivamente especulativos:
"Todo existe", lo cual es un extremo (Eternalismo Sarvastavadin).

Otros monjes y sacerdotes declaran un tan hipotético punto de vista opuesto y extremo:
'Todo no existe "(Sunyatavadin Aniquilacionismo).

Evitando estos dos extremos Buda el Bien-Ido al Más Allá enseña este Dhamma del Medio:

Cuando está presente, esto también existe.
Cuando esto emerge, eso también surge.
Cuando esto está ausente, ninguno existe.
Cuando cesa, también desaparece.
De la ignorancia surge la construcción mental.
De construcción mental surge la conciencia.
Desde la conciencia surge el nombres-forma.
De nombre-y-forma surgen los seis sentidos.
De los seis sentidos surge el contacto.
Desde el contacto surge la sensación.
Desde la sensación surge el deseo.
Desde el deseo surge el apego.
Del aferrarse surge el devenir.
De devenir surge el nacimiento.
Desde el nacimiento surge el envejecimiento, la decadencia, la enfermedad y la muerte.
Desde el envejecimiento, el deterioro y la muerte surge el sufrimiento!


Este es el origen de toda esta masa de dolor ...

Cuando cesa la ignorancia, la construcción mental se detiene.
Cuando cesa la construcción mental, la conciencia se detiene.
Cuando la conciencia cesa, se detiene el nombre-forma.
Cuando el nombre-y-forma cesa, los seis sentidos se detienen.
Cuando los seis sentidos cesan, se para contacto.
Cuando el contacto cesa, la sensación se detiene.
Cuando cesa la sensación, el deseo se detiene.
Cuando el deseo cesa, el apego se detiene.
Cuando el aferramiento cesa, el devenir se para.
Al cesar el devenir, se detiene el nacimiento.
Cuando cesa el nacimiento, el envejecimiento, decaimiento, y la muerte se detienen ...
Cuando el envejecimiento, la decadencia y la muerte cesan, el Sufrimiento se detiene!
Esta es la desaparición de toda esta masa de dolor ...
Esto - solamente este silencio sumamente sosegado - es Nibbana!