Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

15 jun. 2013


Consciente del sufrimiento causado por la destrucción de la vida,
me comprometo a cultivar la visión profunda del interser y la compasión
y a aprender formas de proteger la vida de personas,
animales, plantas y minerales.
Estoy determinado a no matar, a no dejar que otros maten
y a no apoyar ningún acto de violencia en el mundo,
en mi pensamiento o en mi modo de vivir.
Al observar que las acciones que causan daño surgen de la rabia,
del miedo, la avaricia y la intolerancia, y que a su vez
estas surgen de una forma de pensar dualista y discriminatoria,
cultivaré la amplitud de miras, la no discriminación
y el no apego a puntos de vista para poder transformar la violencia,
el fanatismo y el dogmatismo en mí mismo y en el mundo.

Thich Nhat Hanh