Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 jun. 2013

El objetivo del zen


Cierto día el gobernador de la provincia preguntó a Mu-chou (780-877): «El zen, ¿qué objetivo tiene?».
Mu-chou respondió: «Acércate, acércate».
El gobernador se acercó. Mu-chou le dijo: «¡Cuántas estupideces puedes llegar a decir!».
El gobernador se quedó mudo de asombro. Finalmente Mu-chou preguntó: «¿A quién has visto?».
El gobernador respondió que había visto a tal maestro, un anciano adepto.
Mu-chou preguntó: «¿Y qué más?». El gobernador contestó que había leído las escrituras.
Mu-chou golpeó de repente la silla y dijo: «En las enseñanzas ¿qué nombre le dan a esto?».
El gobernador dijo: «En las enseñanzas no se habla de ello».
Mu-chou replicó: «Las enseñanzas dicen "El trabajo productivo como medio de vida no es contrario a la verdad". ¿Qué te parece?».
El gobernador no pudo responder nada.