Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 jun. 2013

La experiencia de la divinidad


photo,material,free,landscape,picture,stock photo,Creative Commons,Liuhe Tower, tower, corridor, stone pavement, Light

La experiencia de la divinidad se obtiene al limpiar nuestro subconsciente… La única manera de conocer y comprender a Dios es vivir y abrazar la vida plenamente. Solo desde la afirmación de la vida misma, solo desde la energía pura del aprecio y la autoestima, es como tendremos acceso hacia la propia divinidad. Cuanto te liberes de los contenidos mentales erróneos que te desvalorizan. Cuando sueltes esos datos almacenados en tu subconsciente, podrás despedirte de esas expectativas tensas que te impiden vivir satisfecho en tu presente. Descubrirás que tú eres la presencia y el portal. Que tu hogar esta dentro de ti, y que no te hace falta viajar a ningún otro sitio. Justo cuando nos encontramos en el punto cero de vacio mental (no más identificación con lo que piensas), es que nos podemos ver tal cual somos. Solo cuando sueltes todo lo que tu crees saber de ti, sucederá que te podrás ver como la presencia encarnada del Dios vivo que esta experimentado la vida misma. A Dios lo llevamos puesto todo el tiempo. Vivimos en su regazo y este nos sostiene a través de la fuerza inteligente de la vida.
Para borrar una memoria de dolor, recuerda que la vida se fortalece con una actitud de aceptación, aprecio y agradecimiento. Son afirmaciones muy poderosas que elevan tu consciencia. Así que permite que fluyan todas las situaciones en tu vida desde la perspectiva de que todo se presenta para entregarte un mensaje…“Estoy aquí para que liberes el juicio que recrea tus estados de culpa y separación, de miedo y resentir”… Estoy aquí para que borres todas las interpretaciones falsas que almacenas en tu memoria. Soy el espejo que te refleja todo lo que proyectas desde tu sombra que te avergüenza. Soy lo que más temes y contra lo que más luchas… Soy tu creencia de que no eres nadie y que por tanto no vales, de que no eres digno y por tanto no mereces. Estoy aquí para que tomes consciencia de la parte de tu ser que requiere ser atendida para que sueltes el juicio que te desvaloriza. Para que limpies los datos erróneos que te impiden entrar en contacto con la sabiduría del amor incondicional que proviene de la inteligencia universal.

Cuando borramos los datos erróneos de nuestra memoria, entonces se despliega la consciencia que nos permite apreciar que el hogar esta dentro de nosotros, y que justo ahí se encuentra nuestra fuerza y plenitud. No tienes que buscar o completarte con nadie o nada. Tú eres el don y expresión de la vida misma. Estas completo de origen. Por tanto la conexión con Dios se hace desde la propia afirmación y el auto reconocimiento de nuestra valía. Te invito a que te recibas y experimentes como el dador de la vida. Sostén en toda situación la actitud de no emitir juicio alguno que te desvalorice. Solo ríndete a los desafíos, deja de luchar y acepta lo que se presenta para transmutarlo con la actitud que se hace responsable al 100% de lo que sucede. Todo lo que ves a tu alrededor es una proyección de los datos que tienes en tu subconsciente… Y limpiar tu subconsciente tienes que soltar lo que te impide perdonarte y amarte a ti mismo. Tú no eres lo que piensas que haces o dices creer. Cuando te identificas con tu subconsciente que se haya contaminado por creencias egoícas que se distinguen por estar basadas en cualquier tipo de comparación y desvalorización tu infierno se hace denso. Deja de identificarte y suelta todo lo que no es tuyo. Perdonando es como se libera. En lugar de preguntarte… ¿Que hice yo para merecer esto?… Toma consciencia de que puedes hacer algo contundente para liberarte del conflicto que te afecta. Borra tus memorias de dolor y estarás liberando la carga transgeneracional de tu árbol aun sin proponértelo.

Límpiate de toda memoria de dolor sin entrar en discusión con los argumentos de tu mente. No discutas con ella, no hay nada que analizar o justificar. El que no perdona, no sana porque está reteniendo una carga emocional que bloquea su energía vital. Cuando decimos te perdono… lo que en realidad estamos haciendo es soltar un juicio que nos producía dolor. EL perdón hacia fuera tiene que ver con soltar un resentimiento asociado a las acciones de un tercero. El perdón hacia dentro tiene que ver con soltar una culpa asociada a nuestras acciones. En ambos casos recreamos interpretaciones erróneas que derivan de creencias egoícas… En el primer caso…“Me lo deben” y en el segundo… “No soy digno”… Para no caer en la trampa del ego. Es muy importante hacer de lado la invitación al dialogo interno que pretende valorizar lo que sea. Este siempre estará condicionado y viciado por todos los datos que guardamos en el subconsciente. Lo que más nos afecta y hunde, consiste precisamente en valorizar lo que nos acontece y como son nuestras acciones… Que te baste con saber que tú has convocado toda clase de experiencias en virtud de los datos que están almacenados en tú memoria subconsciente… ¿Cómo llegaron ahí?… Pues eso no debiera importarte, es un laberinto sin salida… ya los tienes, qué más da si provienen de cargas emocionales transgeneracionales no resueltas, o de cualquier otra causa que tu creas o te digan… Solo enfócate en el presente. Si dejas de dramatizar evitas caer en la trampa del ego… El bloqueo está ahí. Que te baste con saber que lo puedes resolver sin necesidad de escarbar en tu pasado… ¿Cómo es posible esto?… Para hacer consciente todo lo inconsciente escucha a la voz de tu niño interno. Escucha a tus emociones. Cuando se te presenta una situación desfavorable, no hace falta que cuestiones tu valía, sino que tan solo atiendas el conflicto. Deja entonces de cargar y sufrir ciertas situaciones. Con esa actitud no resuelves nada, tan solo lo expandes.

Existen situaciones que no podrás evitar por razón de tus memorias de dolor que se hayan contenidas en tu subconsciente, las heredaste, te condicionaron, que mas da… “Ahora solo te debe importar entender, que tu puedes elegir qué hacer al respecto con esos datos”… Comienza entonces por retirar el juicio que venias haciendo sobre diversas situaciones que te afectan y hacen sentirte mal… ¿Y Cómo?… Liberándote de las expectativas egoícas… ¿De qué forma?… Cuando te refieras a tu persona expresa lo siguiente (Es un ejemplo que se puede personalizar)…

“Nada de lo que pienso e interpreto es verdadero en tanto me culpa y avergüenza. En tanto me niega y hace sentir menos. En tanto me indigna y pone tenso”… “Y aunque acepto que dudo de mi valía, que tengo miedo, coraje y me siento abandonada(o)… Me acepto total y completamente cual soy”… “Perdóname alma mía. Lo siento mi niña(o) querida(o)… Te deje de escuchar y reprimí, te descalifique, negué y abandone…Gracias por todo tu apoyo… Ahora te veo y comprendo… Te amo… gracias por ayudarme a ver lo que tenía que atender para sanar”… Continúa después con los pasos de la técnica de liberación emocional EFT. (Es opcional pero recomendable, actúa según te sientas internamente)

Cuando te refieras a otros… Nada de lo que pienso e interpreto es verdadero en tanto juzgue y condene a otros (puedes decir el nombre). En tanto los culpe, me indigne, niegue y separe… Y aunque acepto que dudo de ellos, que les tengo miedo, resentimiento y me siento agredida(o)… Los acepto total y completamente tal cual son… Lo siento y perdonen. No sabía lo que hacía… No los veía ni comprendía en su contexto. Supuse muchas cosas que eran falsas… Nadie me debe nada… Gracias por ayudarme a ver lo que tengo que sanar en mí… Les amo por son esencia de mi esencia… Continúa después con los ejercicios de la técnica de liberación emocional EFT. (Es opcional pero recomendable, actúa según te sientas internamente)

© Ari Shemoth