Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 jun. 2013

La valoración de los maestros


A lo largo de mis viajes, no escogía las comunidades donde alojarme según tuvieran o no provisiones materiales; mi única intención era descubrir si los maestros tenían una buena percepción interior. Si así era, permanecía allí durante un verano o un invierno; pero si su mente era mediocre, me iba a los dos o tres días. Aunque conocí a más de sesenta destacados maestros, apenas uno o dos eran poseedores de una gran percepción interior. El resto carecía de auténtico conocimiento, únicamente deseaban tus donativos.
Ta-sui (834-919)