Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

4 jun. 2013






No basta con ser compasivos. Hay que actuar. Hay dos aspectos en la acción. Uno consiste en vencer las distorsiones y las miserias en nuestro propio espíritu, cosa que al final llega a calmar y expulsar la cólera. Es la acción fuera de la compasión. El otro es más social. Si estamos preocupados por el hecho de ayudar de verdad a los demás, hay que comprometerse, actuar cuando haya que lograr algunas cosas para aplacar los males del mundo.
Dalai Lama]