Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

30 jun. 2013



Resulta esencial la toma de conciencia de la impermanencia, porque nos daremos cuenta de que ésta se produce simplemente a través de sus propias causas.
Como consecuencia, la desintegración o la naturaleza impermanente de los fenómenos no depende de la necesidad de conexión con nuevas causas y condiciones.
Por su naturaleza intrínseca, producida por sus propias causas y condiciones, están sometidos de forma natural a la desintegración y el cambio.








Numerosas personas, sobre todo en Occidente, tienen poco amor propio. Esto es muy peligroso y verdaderamente insensato.
Tenemos un cuerpo,un cerebro y una sabiduría. Si nos entrenamos por medio de la meditación y del altruísmo, podemos desarrollar nuestro espíritu.
Con tiempo y esfuerzos, se puede cambiar. Si somos conscientes siempre de la positividad y la negatividad, las cosas evolucionan.
La confianza en uno mismo, sea en las prácticas religiosas o en la vida social. es un elemento muy importante.

Dalai Lama