Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

7 jun. 2013




Ser consciente de uno solo de nuestros defectos es más útil que estar informado de mil defectos de otra persona. En lugar de decir malas cosas de la gente, en términos que producirían fricciones y problemas en nuestras vidas, deberíamos acercarnos, por el contrario a una percepción más pura, y cuando hablemos de ellos evocar sus cualidades.

Dalai Lama