Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

11 jun. 2013



Si tenemos una actitud mental positiva, entonces aunque estemos rodeados por la hostilidad, no nos faltará paz interior.
Si por el contrario nuestra actitud mental es más negativa, influida por el miedo, la sospecha, la impotencia o el hastío de uno mismo, aunque estemos rodeados por nuestros mejores amigos, en una atmósfera agradable y un entorno cómodo, no seremos felices.
Por eso la actitud mental es tan importante: es la que ofrece la auténtica diferencia del nivel y calidad de nuestra felicidad.
Dalai Lama