Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 jul. 2013

buen dia !


Nuestros auténticos enemigos son las emociones humanas como el odio, los celos y el orgullo, que son los verdaderos destructores de nuestro futuro y nuestra felicidad.
Es muy difícil combatirlas sin tomar medidas defensivas adecuadas.
La autodiscipliina, que no es siempre fácil de conseguir cuando se combaten las emociones negativas, debería ser una medida defensiva.

Dalai Lama