Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 jul. 2013

buen día !



"Hay dos pájaros, dos amigos dulces, que habitan en el mismísimo árbol. Uno se come el fruto del árbol, el otro mira en silencio. "

Este versículo de la Mundaka Upanishad resume el secreto de la felicidad duradera, en nuestras vidas. Disfrutamos de la plenitud de la vida, pero a la vez somos testigos silenciosos de esta participación. Esto parece esencial, si tenemos en cuenta el siguiente versículo de este Upanishad, en el que las imágenes se desarrollan. El ave activa es superada por la tristeza en su participación incesante e imprudente en la vida. Sin embargo, cuando ella contempla en el mismo árbol el eterno poder y la gloria de la otra ave, el espíritu testigo, queda libre de dolor. Para ella, entre ella y el otro pájaro, existe una identidad fundamental.