Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

29 jul. 2013

buen dia !


Cuando nos examinamos con cuidado, no encontramos más que "emociones negativas". En realidad no hay nada.
Cuando nos observamos más de cerca aún, nos damos cuenta de que a través de la emergencia conjunta de causas y condiciones las emociones adquieren todo ese poder, porque de hecho no tienen ninguno que les sea propio.
No se trata más que de un conjunto de factores que identificamos y etiquetamos.
En realidad, las emociones son enteramente dependientes de otras cosas. El mal que nos hacen resulta de la ilusión.
Si llegamos a comprender esto, las emociones negativas no podrán herirnos nunca más.

Dalai Lama