Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

24 jul. 2013

cuentos

Una creencia religiosa, dijo el Maestro, no es una afirmación de la Realidad, sino un indicio , una pista de algo que es un Misterio y que queda fuera del alcance del pensamiento humano. En suma, una creencia religiosa no es más que un dedo apuntando a la luna.
Algunas personas religiosas nunca van más allá del estudio del dedo.
Otras se dedican a chuparlo.
Y otras usan el dedo para sacarse los ojos. Estos son los fanáticos a los que la religión ha dejado ciegos.
En realidad, son poquísimas las personas religiosas lo bastante objetivas como para ver lo que el dedo está señalando. Y a estas personas que han superado la creencia, se les considera blasfemas.

......................................................

Preguntó el predicador santurrón:
Cuál es a tu juicio, el peor pecado del mundo?
El de quien ve a los demás seres humanos como pecadores; respondió el Maestro.

......................................................