Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

30 jul. 2013

libertad ..


La virtud es libertad, no es un proceso de aislamiento. Solo en libertad, puede existir la verdad. Por lo tanto, es esencial ser virtuoso, y no respetable, porque la virtud produce orden. Solo el respetable está confuso, en conflicto; solo el respetable ejerce su voluntad como medio de resistencia, y una persona así nunca puede encontrar la verdad, porque nunca está libre.