Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

15 jul. 2013

Los cuatro tipos de Monjes:




Dialogo entre Cunda , el orfebre y Buda, en el cual Buda contestando a una pregunta de Cunda, le describe las cuatro clases de samanes o ascetas. La cuarta clase corresponde a los falsos ascetas. El conocimiento de estos tipos de ascetas contribuye a que se mantenga la fe.

Cunda, el orfebre:
“Yo pregunto al Sabio de gran conocimiento,
A Buda, el Señor de la Doctrina,
Que ha superado el deseo,
Al Mejor de los hombres,
El más excelente de los cocheros:
¿Cuántas clases de samanes hay en este mundo?
Te lo ruego, dímelo”.

El Bhagavant:
“Hay cuatro clases de samanes, quinta no hay.
Interrogado personalmente por ti,
Te los doy a conocer:
‘el vencedor del camino
Y el que enseña el camino;
El que vive en el camino
Y el que corrompe el camino’”.

Cunda, el orfebre:
“¿A quien llaman los Budas ‘vencedor del camino’?
¿Cómo es el incomparable ‘que indica el camino’?
Dime, interrogado por mí,
¿Cómo es el que ‘vive en el camino’?
Y dame a conocer quién es ‘el que corrompe el camino’”.

El Bhagavant:
“Aquel que ha superado las dudas,
Libre de sufrimiento, gozándose en el Nirvana,
Libre de deseo,
Conductor de este mundo incluyendo a los dioses-
A uno tal los Budas lo llaman ‘vencedor del camino’.

A aquel que conociendo en este mundo
Lo supremo como lo supremo,
Proclama y analiza en este mismo mundo la Doctrina,
A aquel Sabio que ha destruido las dudas
Y está libre de deseos,
A él – el segundo de los bhikkhus (monjes) –
Lo llaman el ’el que enseña el camino’.

A aquel que vive en el camino,
En el bien predicado sendero del Dharma,
Autocontrolado y autoconsciente,
Practicando los preceptos correctos,
A él – el tercero de los bhikkhus –
Lo llaman ‘el que vive en el camino’.

Asumiendo la falsa apariencia
De los que cumplen con las prácticas,
Jactancioso, desprestigiando a su familia,
Desvergonzado, engañoso, descontrolado y charlatán,
Viviendo en el engaño –
Aquél es ‘el que corrompe el camino’.

Y aquel laico que los conoce,
Instruido e inteligente discípulo de los Nobles,
Sabiendo que todos ellos son así,
Al verlos no pierde la fe.
¿Cómo podría pues confundir
Al bueno con el malvado
Al puro, con el impuro?”

Sakiamuni Buda - Sutta Nipata, Sutta V:Cunda -