Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

9 jul. 2013

si estamos en alguna práctica y recibimos críticas, el Dhammapada nos ayuda a sostener esa práctica ...



Dhammapada 6

1. Si uno encuentra un sabio practicante, quien como un descubridor de tesoros te señala tus defectos y te llama la atención sobre los mismos, debe asociarse con tal persona. Uno irá bien y no mal en la compañía de esta persona.
2. Dejadle que os aconseje y exhorte y os disuada del error. Esta persona es valiosa para los nobles, pero desagradable para los pendencieros.
3. No os asociéis con personas pendencieras; no mantengáis la compañía de hombres innobles. Asociaos con amigos nobles; conservad la compañía de los mejores entre los hombres.
4. Aquel que bebe en la fuente del Dharma vive felizmente con una mente serena. El hombre sabio siempre se regocija en el Dharma proclamado por los nobles iluminados.
5. Los que riegan, canalizan el agua; los arqueros enderezan la flecha; los carpinteros tallan la madera; los sabios se disciplinan.
6. Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el verdadero practicante permanece imperturbado ante la calumnia y el halago.