Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

12 ago. 2013

.. buen día ..

Diego Rivera


Cuando las personas a las que no amamos son alabadas o abiertamente apreciadas nos ponemos celosos, lógicamente. Es un error.
Cuando se dicen cosas agradables a los demás, deberíamos intentar asociarnos a ellos, para sacar también nosotros un poco de felicidad.
Si podemos experimentar algo de satisfacción, aunque sea poco, cuando adulan a aquellos que detestamos, la felicidad que encontramos es realmente positiva y aprobada por los budas.
"  Dalai Lama"