Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

14 ago. 2013



Cuando mezclamos dos sustancias químicas se produce una reacción y aparece una nueva sustancia.
Del mismo modo, si una persona muy irritable pone en práctica su amabilidad durante un largo período, su carácter poco a poco irá evolucionando. Desde luego, no podrá desembarazarse por completo de su tendencia a encolerizarse, pero será menos proclive a hacerlo.
Esa transformación de carácter es posible gracias a la interdependencia de dos tipos de conciencia, la una agresiva y la otra afectuosa.

"Dalai Lama"