Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

9 sept. 2013

haiku clásicos ...

Nadie que vaya
por este camino
Crepúsculo de otoño

Bashô

Sensación de tristeza:
por espacio de un palmo
una luciérnaga desapareció

Hokushi

Viento de otoño...
¡Cuántas cosas pesan
en el corazón de Issa...!

Issa

En el agua hay un reflejo
Es alguien que va de viaje

Santôka

Canta el hototogisu,
proclamante hoy
que no hay nadie

Shôhaku

El alba de primavera
Los hombres no se dan cuenta
La lluvia en los árboles.

Sôjô

Los días de lluvia
el monje Ryôkan acaba
profundamente emocionado

Ryôkan