Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

10 sept. 2013


La mente que se vuelve siempre hacia afuera
No tendrá fin en sus ansias.
Sólo la mente vuelta hacia adentro
Encontrará un punto fijo de paz.

Parece que la gente nunca se cansa de buscar nuevas emociones. Ansían entretención, y quieren experiencias más nuevas, más agudas. Los eventos ni siquiera necesitan ser verdaderos -la gente está más que feliz con recreaciones, presentaciones y máquinas estimulantes. La música debe ser amplificada. Un lugar histórico debe tener museos, comercio y festivales. La vida debe tener elaboradas ceremonias con imágenes, música, discursos, cena y bebida.

Los seguidores del Tao consideran toda la realidad como proyecciones de nuestras mentes. Todos los fenómenos son subjetivos y relativos. Por lo tanto, es insensato enredarnos aún más en la confusión. La verdadera realidad yace en retirase de las arremolinadas variaciones del mundo exterior. Yace en mirar dentro y entonces descascarar lentamente las capas de subjetividad. Lo que quedará no es un núcleo de objetividad, sino un grano de verdad que absorbe en vez de reflejar. Si entramos en ese grano, nuestras mentes dejan de continuar creando realidades estimulantes, y entramos en un silencio que se siente perfecto y completo.

www.vivirtao.com

y chuang tzu nos dice ....