Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

30 nov. 2013


Quien se contiene dentro de su condición no busca renombre. Pero quien se sale fuera de su propia condición tiene su corazón puesto en los bienes que se gastan. Sólo quien se conduce sin buscar renombre será iluminado y brillará siempre. Quien, en cambio, tiene la voluntad en la codicia de los bienes que se gastan, es un traficante. Las gentes le ven andar muy empinado como quien pretende encumbrarse sobre todos . Si se entrega a las cosas totalmente, las cosas entrarán en él y, por no haber sido cauteloso con ellas, se encontrará con que no tiene sitio para si mismo. ¿Cómo lo va a tener para los demás?. Si no tiene cabida para los demás, será hombre sin amor y quien carece de amor se queda sólo, sin nadie.
No ay arma más terrible que la voluntad; la misma espada lo es menos. No hay bandido mayor que el Yin-Yang (sexualidad). Nadie entre el Cielo y la Tierra puede escaparse de él. Por más que no son el Yin y el Yang las causas de los males sino la propia voluntad que las maneja.

Chuang Tzu
Libro Tercero
Miscelánea