Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 dic. 2013

Cataluña ... España

Aceptar un enfoque complejo de la realidad, en el cual todas las cosas y los acontecimientos se perciben como estrechamente ligados los unos con los otros, no significa que no podamos deducir que los principios éticos son irrevocables. Y esto cuando resulta difícil hablar de absoluto fuera del contexto religioso.
Por el contrario, el concepto del "origen dependiente" nos obliga a considerar la realidad de la relación de causalidad con una gran seriedad.