Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 dic. 2013

Chuang-Tzu

Los bosques de los montes y las llanuras me son deliciosos y me alegran. Pero cuando aún no se ha acabado mi gozo, comienzo a sentir la tristeza que viene a sustituirle. Pena y gozo me invaden sin que yo pueda contenerlos. Tampoco está en mi mano impedir que marchen. ¡Triste cosa! El hombre no es otra cosa que una posada de las cosas. Conoce a las que han pasado por él y no conoce lo que no ha pasado por él. Conoce que puede lo que puede y que no puede lo que no puede. La ignorancia y la incapacidad son cosas que no puede evitar. Tratar de evitar lo que nadie evita ¿no es cosa triste? La Palabra Suprema renuncia a hablar. La Acción Superior renuncia a la acción. Llegar a lo que la inteligencia conoce es quedarse muy en la superficie.

(Chuang Tzu, Monte Avila editores)