Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

22 dic. 2013

"¿Conoces el cuento de la camisa del hombre feliz?...
Érase una vez un rey que se moría de melancolía en su gran palacio.
Sin embargo tenía una mujer y unos hijos que le querían, amigos, servidores e inmensas riquezas, pero no podía quitarse de encima su mal. Reunieron a los sabios de la corte y uno de ellos dijo:
«Yo sé lo que puede salvar a nuestro rey. Enviemos mensajeros por todo el reino en busca de un hombre feliz, verdaderamente feliz, y que traigan su camisa, cuando el rey se la ponga, sanará.»
La búsqueda de un hombre feliz, verdaderamente feliz, se reveló larga y difícil.
Finalmente, encontraron a uno... ¡pero no tenía camisa!"

(Omraam Mikhaël Aïvanhov)