Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

13 dic. 2013

Shi-fu Han Shan (Montaña Tonta)



Que tontos aquellos que se alejan de lo que es real , verdadero y duradero y en cambio persiguen las formas fugaces del mundo material, formas que son simples reflejos en el espejo del ego.

Sin preocuparse por mirar más allá de las superficies , los seres engañados se sienten satisfechos atrapando unas cuantas imágenes.

Piensan que la incesante energía que fluye de la vida puede ser transformada en formas, a las cuales pueden dar nombre y valor, y entonces, como grandes señores, ejercer dominios sobre ellas.


Los objetos materiales son como cosas muertas y el ego no puede darles vida.

Así como el gran señor está por su misma identidad aferrado a su reino, el ego, cuando se aferra a objetos materiales , dirige un reino de muertos.

El Dharma es para los vivos.

Lo permanente no puede habitar en lo efímero.

No puede encontrarse la verdadera y duradera alegría en la ilusión cambiante del ego.

Nadie puede beber agua de un espejismo.


- Shi-fu Han Shan (Montaña Tonta)-