Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

29 ene. 2014

El Abigarrado Bodhisattva



Capítulo XIV/26. En: La Edad de Oro de Zen por John C. H. Wu
Taipei: El Colegio Nacional de Guerra, en cooperación con el Comité para la Recopilación de la Biblioteca de China, 1967, pp 253-254.

El Bodhisattva Shan-hui, más conocido como Fu Ta-shih, nacido en 497, fue una de las figuras más extraordinarias en el budismo y un importante precursor de la Escuela de Zen. Una vez que fue invitado por el emperador Wu de Liang (que reinó desde 502 hasta 549) para dar una conferencia sobre el Sutra del Diamante. Apenas había subido a la plataforma, golpeó la mesa con su vara y descendió. El pobre emperador quedó simplemente perdido en el asombro. Sin embargo, Shan-hui le preguntó: "¿Entiende Su Majestad?" "No entiendo nada", respondió el emperador. "Pero Ta-shih ya ha terminado su sermón!" Shan-hui comentó.