Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

22 mar. 2014


"Hemos creado un mundo que es agridulce. Las cosas son divertidas, pero, al mismo tiempo, no son tan divertidas. A veces las cosas parecen terriblemente graciosas, pero, por otro lado, muy tristes. La vida tiene la calidad de un juego que nos ha atrapado. La configuración de la mente ha creado toda la cosa-el reino de la dualidad, que es el ego. En la meditación, trabajamos en este creador de la dualidad y no en la creación. Éste es el principio de los principios ".

- Chögyam Trungpa de "Los Cuatro Fundamentos de la Atención" en la Guía de un principiante a la meditación: Consejos prácticos e inspiración de contemporáneos maestros budistas, página 38