Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

31 mar. 2014

La Iluminación de Gautama [Buda] se sintió como si una prisión que le había confinado durante miles de vidas, se había roto. La ignorancia había sido el carcelero. A causa de la ignorancia, su mente se había oscurecido, al igual que la luna y las estrellas ocultas por las nubes de tormenta. Nublado por interminables oleadas de pensamientos ilusorios, la mente había dividido falsamente la realidad en sujeto y objeto, yo y los demás, la existencia y la no existencia, nacimiento y muerte, y de estas discriminaciones surgieron los puntos de vista incorrectos -las cárceles de los sentimientos, del deseo, el aferramiento y el devenir. El sufrimiento del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte sólo hizo que las paredes de la prisión sean más gruesas. Lo único que podía hacer era apoderarse del carcelero y ver su verdadero rostro. El carcelero era la ignorancia [...] Una vez que el carcelero se había ido, la cárcel desapareció y nunca se reconstruyó de nuevo.

Thich Nhat Hanh.