Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

26 abr. 2014



Hay quienes pretenden
corregir el mal y procurar el bien.
Pero eso no es más que una pasión pasajera.
Ganar o perder es el desconocimiento
que conduce a creer en la personalidad y en el yo.

Quisiera ser
un espíritu alejado de las cenizas.
Cielo azul y luna blanca.
El viento nos envía aire puro.

Nubes revueltas
Maestro Ikkyû