Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

2 abr. 2014

Nunca creas que yo creo que debo establecer un "sistema de enseñanza" para ayudar a la gente a entender el camino. Nunca acaricies tal pensamiento. Lo que yo proclamo es la verdad que he descubierto y "un sistema de enseñanza" no tiene ningún sentido, porque la verdad no se puede cortar en trozos y disponer en un sistema.

El Buda.