Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 jun. 2014


En esta noche
larga, larga,
como la cola del faisán dorado
que el andar arrastra,
yo habré de dormir solitario

Itomaru

Es el primero de los grandes poetas del Manyosu. De niño fue abandonado bajo un árbol, de donde lo recogió un guerrero. Compuso muchas tankas (poesía en cinco versos y 31 sílabas)

Cuando a veces sucede
que fijo la mirada
en el fondo de mi espejo bruñido
me parece encontrar
a un anciano desconocido.


En las ramas de las criptómeras
que plantaron los hombres del pasado
flota un banco vapor.
Llegó la primavera.