Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

11 jul. 2014

"Debemos entrenarnos para no estar más absortos en ninguno de los pensamientos que surgen continuamente en nuestra mente. Nuestra conciencia es como un océano inmenso, con mucho espacio para los pensamientos y emociones para nadar alrededor y no debemos permitir que nuestra atención se distraiga con ninguna de ellas ". - Lama Yeshe