Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

6 jul. 2014

"El miedo a lo inesperado lleva a muchas personas a vivir una vida constreñida y ansiosa. Nadie puede saber de antemano las desgracias que pueden sucedernos o a nuestros seres queridos, pero si aprendemos a vivir en un medio despierto, viviendo profundamente cada momento de nuestra vida, tratando a las personas que están cerca con dulzura y comprensión, a continuación, nada tendremos que lamentar cuando algo les o nos suceda ".

- Thich Nhat Hanh