Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 jul. 2014

La persona siempre está esforzándose por una cosa o la otra, y raramente tiene éxito. Pero este juego, esta oscilación, es observada y así debe admitirse que es un espectáculo que acabará.
Cuando la curiosidad o las preguntas surgen con respecto a la naturaleza de quien observa esto, justo allí, se siente dentro un espacio y un sutil saber de que uno mismo no puede ser la cosa observada.
Éste es el comienzo, la semilla, que brotará un día en un auto-descubrimiento auténtico.

Mooji
www.mooji.org