Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

12 jul. 2014

"La práctica de la atención plena desvela y revela tu buen corazón esencial, ya que disuelve y elimina en ti la maldad o lo dañino. Sólo cuando has quitado la maldad en ti mismo te conviertes realmente en alguien útil para los demás. A través de la práctica, quitando lentamente la maldad y lo dañino en uno mismo, uno permite que su verdadero buen corazón, la bondad y la amabilidad fundamentales que son tu verdadera naturaleza, brillen y se conviertan en el cálido clima en el que florece tu verdadero ser. Es por esto que yo digo que la meditación es la verdadera práctica de la paz, la verdadera práctica de la no agresión y de la no violencia, y el verdadero y mayor desarme." ~ Sogyal Rinpoché - Libro tibetano de la Vida y la Muerte, capítulo 5