Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 ago. 2014

El cuerpo es un maestro, el alma también



El cuerpo es barómetro, toma y lee información a través de las heridas, y se ilumina cuando algo lo motiva, el alma también

La ciencia pensaba que no había proyecto en algunas glándulas, pero. . . el sistema endocrino, las hormonas y glándulas, son medio de percepción

Cuanto más conscientes somos, más vida se abre

Cuando estamos de acuerdo con un cambio, el organismo lo difunde, y así como el conocimiento, lo hace evidente

La mente lógica se mueve lentamente hacia lo que el lado intuitivo sabe

Se dice que el amor es como una locura, lo que no se nos dice es que las relaciones con los demás son un indicador importante de nuestra salud

Un corazón roto duele como un brazo roto porque todo está conectado

La ira y el sexo vienen de la misma parte del cerebro, y es fascinante porque sabiéndolo podremos ir educando a la mente y al corazón con amor y con pasión, con amor y compasión

Venimos, vida y gente por amor

O sabemos abrir el corazón o no hay evolución

La evolución no es opcional, la evolución viene con nuestra forma de hacer

Digámosle a la mente con amor y digámosle al corazón con inteligencia que el miedo a sufrir es peor que el sufrimiento mismo, y que ningún corazón y ninguna mente han sufrido cuando han ido en busca de sus sueños, porque cada segundo de la búsqueda es el encuentro de un segundo con la eternidad, y con Dios

fuente: Juan Jose Escalante Rios