Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

12 ago. 2014

"El que está centrado en el Tao puede ir a donde quiera, sin peligro. El percibe la armonía universal, incluso en medio de un gran dolor, porque ha encontrado la paz en su corazón ". - Lao Tzu

como un arroyo
que recorre caminos solitarios o poblados
solo para regresar al mar