Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

10 sept. 2014

We awaken to enlightenment by recognizing and fully realizing the primordially pure essence already present as our nature. That’s how to be an awakened buddha. Even though the enlightened state is actually already present, imagining or forming a thought-construct of enlightenment doesn’t make you enlightened. It’s the same as when you are really hungry and you look at a plate of food and try to imagine what it taste like. Does it work to then imagine, “Mmmmm, I’m eating the food, I’m no longer hungry.” You can think this for a very long time – forever, in fact – but it still doesn’t dispel your hunger. Once you actually put the food in your mouth, it tastes delicious, and your hunger is satiated. It’s the same with experience. Experience only occurs in a direct way, in practical reality, not through a theory about taste. If your meditation practice is merely an exercise in imagining and keeping something in mind, it is only a theory, and not direct experience.

Tulku Urgyen Rinpoche

Nos despertamos a la iluminación mediante el reconocimiento y la plena realización de la esencia primordialmente pura ya presente como nuestra naturaleza. Eso es cómo ser un buda despierto. A pesar de que el estado de iluminación es en realidad ya presente, imaginar o la formación de un pensamiento-construcción de la iluminación no te hace iluminado. Es lo mismo que cuando estás muy hambriento y nos fijamos en un plato de comida y tratar de imaginar qué sabor tiene. Funciona para luego imaginar "Mmmmm, me estoy comiendo la comida, ya no tengo hambre." Se puede pensar en esto por un tiempo muy largo - para siempre, de hecho - pero sigue sin disipar su hambre. Una vez que usted realmente pone la comida en la boca, su sabor es delicioso, y el hambre se sacia. Es lo mismo con la experiencia. La experiencia sólo se produce de una forma directa, en la realidad práctica, no a través de una teoría sobre el gusto. Si su práctica de la meditación no es más que un ejercicio de imaginar y mantener algo en mente, es sólo una teoría, y no la experiencia directa.

Tulku Rinpoche Urgyen