Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

26 oct. 2014

MI PRÁCTICA DE ESTA SEMANA (Del 27 de Octubre al 2 de Noviembre).

Alegrarse de las desgracias y dificultades de otros es una actitud cruel, indigna y despreciable, por la simple razón de que producen dolor y sufrimiento a otros seres, un dolor que es exactamente igual al que tendría yo si estuviera en su lugar. Incluso sentir indiferencia al ver sufrir a otros es una actitud egoísta y ruin. La crueldad suele aparecer en mi mente cuando una persona que me cae mal se encuentra con dificultades y la indiferencia ocurre muy a menudo hacia la gente de la que me siento desconectado. Hoy observaré mi mente con atención, trataré de reconocer cuando surge alguna de estas actitudes mezquinas y la cambiaré inmediatamente por la intención opuesta: la compasión hacia los demás, sin discriminar a nadie, y la solidaridad con todo el mundo. Trataré de poner todas mis cualidades y recursos al servicio de los demás, sea cual sea quien lo necesite. Si puedo hacerlo con acciones prácticas y efectivas, ¡perfecto! y si no es posible, lo haré con el pensamiento. Por la noche no me olvidaré de hacer un buen repaso de aciertos y fracasos, de alegrarme por aquellos, tratar de mejorar mis fallos y seguir perfeccionando esta práctica día a día.