Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

29 nov. 2014

feliz día para todos




La Biblia llama a la mente racional el gran adúltero que nos seduce y nos aparta del Espíritu, la realidad básica más allá de la mente y la Fuente de la mente. La mente racional es el árbol del conocimiento del bien y el mal de la historia bíblica de Adán y Eva. El árbol está bien, es comer la fruta de ese árbol lo que produce muerte Un fruto de la mente racional que obviamente provoca muerte es el sistema de creencia de que la muerte es inevitable y que está fuera de nuestro control. Comer el fruto de la mente significa respetar el conocimiento, todo tipo de conocimiento -incluyendo las doctrinas y tradiciones religiosas-, más que a la Fuente, que es Dios.









El pensamiento más terrible puede ser transformado en alegría del dolor y el sufrimiento. Nuestras vidas anteriores son sólo pensamientos hasta que los manifestamos. Son recuerdos que pueden ser cambiados.







textos: Leonard Orr
imagenes: https://www.flickr.com/photos/36179943@N00/
y los besos: míos