Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 nov. 2014

Si uno piensa que ha alcanzado la vacuidad y se apega a esta creencia de la inexistencia, entonces uno involuciona en el cultivo del Dharma. Es preferible tener una creencia errada en la existencia tan grande como el Monte Sumeru a sostener arrogantemente la creencia en la vacuidad. ¿Por qué? Porque la vacuidad puede eliminar todas las creencias, pero la creencia en la vacuidad no puede erradicarse.

Buda Sakyamuni, Maharatnakuta Sutra