Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

2 sept. 2015

naturaleza de la mente

Cierto día, un importante constructor de una región costera, atribulado por los malos resultados de su negocio, fue a conocer el Maestro para recibir sus bendiciones. El Maestro lo recibió y al verlo fatigado le invitó a la sopa. Junto al Maestro, el constructor se sintió sereno, aliviado. Al marcharse, concluyó que el Maestro era "un santo".

Ya en su vehículo, avanzando por la carretera, el constructor notó que no llevaba la cartera en el bolsillo y pensó: "¡qué ladrón!", pero enseguida notó que en el suelo del vehículo había un bulto y se percató de que era su cartera. Todo estaba en orden, siguió conduciendo hasta su casa. Por la noche, durmió profundamente, si bien de madrugada se despertó súbitamente preguntándose por la extraña naturaleza de la mente.