Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

17 ene. 2016

Al establecerte en la sociedad, si no tienes nobleza de carácter, será como cepillarte la ropa en medio del polvo o lavarte los pies en medio del barro.

¿Cómo podrías ser libre?

En tus tratos con el mundo, si no eres respetuoso, serás como una polilla volando pegada a la llama o un carnero embistiendo un cercado.

¿Cómo podrías estar en paz?

Los estudiantes necesitan reunir todo su ánimo vital y encaminarlo totalmente en una dirección.

Si cultivas cualidades personales con tu mente concentrada en el éxito y en los honores, no realizarás progresos reales.

Si lees con tu interés puesto en el disfrute de la estética literaria, no harás que tu mente sea más profunda.

Existe una gran compasión en todo el mundo; un Buda y un carnicero no poseen mentes diferentes.

Existe un gozo real en todas partes, tanto en una lujosa mansión como en una humilde choza.

Es sólo cuando uno se ve invadido por los deseos y bloqueado por los sentimientos, cuando se pierde lo que realmente está presente; y esto crea toda la diferencia en el mundo.

Desarrollar la fuerza de carácter y cultivar la iluminación requiere un cierto grado de indiferencia.

En cuanto que aparece la fascinación, se persiguen objetos del deseo.

Ayudar al mundo o gobernar un estado requiere un sentimiento de desapego.

En cuanto aparece el apego, se está en peligro.