Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

12 abr. 2016

Bodhidharma faced the wall in meditation, but none of the thoughts that arose in his mind had any reality. The same holds true for Buddha’s fifty years of proclaiming the Dharma. The Mind is not bound by such conditioned things. — Ikkyu

Bodhidharma enfrentó la pared durante la meditación, pero ninguno de los pensamientos que surgieron en su mente tenían alguna realidad. Lo mismo puede decirse de Buda en los cincuenta años de proclamar el Dharma. La mente no está obligada por tales cosas condicionadas.
- Ikkyu