Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

26 abr. 2016

In the Buddhist temples of Japan, the priests there perform a particular service for women who are suffering grief from pregnancy loss of miscarriage, still birth or abortion – acknowledging their loss and helping to heal their pain with a special memorial ritual. One of the most significant aspects of these rituals was that the priest did not differentiate or judge in any way between whether the pregnancy loss was from natural causes of miscarriage, or whether it was from a choice the woman made to have an abortion. The ritual was performed simply because it offered a sense of closure and release from suffering from the pain of their loss


En los templos budistas de Japón, los sacerdotes realizan un servicio particular para las mujeres que están sufriendo el dolor de la pérdida del embarazo por aborto involuntario, siendo nacimiento o aborto - reconociendo su pérdida y ayudando a curar su dolor con un ritual conmemorativo especial. Uno de los aspectos más significativos de estos rituales es que de ninguna manera el cura diferencia o juzga si la pérdida del embarazo fue por causas naturales de aborto involuntario, o si se trató de una elección hecha por la mujer de tener un aborto. El ritual se lleva a cabo simplemente porque se ofrece un sentido de cierre y de liberación al sufrimiento por el dolor de su pérdida.